13 de mayo de 2009



Causa y Efecto

Todo lo que hacemos acaba teniendo unas consecuencias, que generalmente nunca encajan con la visión de futuro que teníamos pronosticada para nosotros mismos. Quizás algo tan simple como un pequeño detalle en una hoja de papel, del que no nos habíamos percatado, haga que todo nuestro mundo se desmorone, haciéndonos caer a nosotros con él.
Nuestras motorizadas vidas cambian su rumbo en apenas un instante y es entonces cuando recordamos los tormentosos caminos, aparentemente inofensivos, que hicieron posible la GRAN caída en el fondo del abismo de la miseria.
Porque aunque intentemos huir, somos humanos; y como tales estamos predestinados a elegir más de una vez la opción equivocada y una vez que ésta da sus nefastos frutos, nos volvemos exageradamente histéricos y tremendistas, porque somos humanos.

No importa que existan otras maneras y otros caminos, o que quizás con un poco de esfuerzo lleguemos a conseguir algo parecido a lo que buscamos. Eso no nos vale, queremos la perfección, lo imposible de alcanzar cueste lo que cueste, ¿y todo porqué? Porque somos humanos.

6 comentarios:

David Bayon Gil . . . Nazca 3xp3 dijo...

desgraciadamente cuanta verdad hay en todas estas palabras.

Pero apesar de todo, el serhumano sorprende, para bien o para mal, dentro de su perfecta imperfeccion

Leonard dijo...

interesante, pero la perfección va de la mano con lo hermoso, que tu mente desea, si sabes que es lo hermoso, sabrás que para comprenderlo, debes primero sentirlo en ti, luego todo es parte de ti, todo es tu causa, y si lo causa lo hermoso, hasta la debilidad del ser humano lo es.
cuídate.^^

censoredgame dijo...

Demasiada verdad en el texto. Muchísima razón llevas diciendo que para alcanzar el final de la meta tenemos que elegimos muchas veces el camino equivocado.
Un beso

Leire Shower dijo...

Te agrego yo también!
Amo lo que escribes.

marta dijo...

Somos humanos y vivimos expuestos a la incertidumbre. Por eso, cometemos errores y aprendemos a levantarnos.

Me ha encantado tu texto, incita a la reflexión.
Un beso MUYGRANDE :)

La drogadicta de Trafalgar Square. dijo...

Porque estamos condenados a la imperfección en un mundo que nos educa para ser inconformistas.
Así no hay quien pueda.


Me gusta la dinámica que está cogiendo tu blog, así como la estética :)
Un beso Laura.