24 de junio de 2009

Retazos de mi novela


[...]

- ¿Todo el verano?- preguntó Silvia. Al imaginarle lejos de ella tanto tiempo se dio cuenta de que todavía le quería y lo de Enrique había sido solo una pataleta de niña pequeña.
- Sí... puede que incluso Septiembre y Octubre- se quedaron mirando durante un par de segundos. De repente era como si hubiesen vuelto al inicio de su relación. Habían vivido muchas cosas juntos, habían pasado buenos y malos momentos, y también habían estado separados el uno del otro varias semanas, incluso algún mes que otro... pero más de medio año era una prueba de fuego para los dos.- Había pensado- siguió hablando Ricardo- que si quisieras podrías venirte conmigo a Alemania.
- ¿Qué?- eso había sido inesperado. Después de tantos sobresaltos Silvia iba a necesitar más que una reconstrucción facial.
- Sí. Podrías venirte y compartir el piso con Javier y conmigo.
- ¿Javier?- apenas le salían las palabras suficientes para que Ricardo le fuera suministrando la información necesaria.
- Sí. A él también le han concedido la beca, aunque no por ser hijo de alguien importante, está claro- dejó salir una carcajada de su boca.
- Mm... no sé Ricardo, creo que debería pensarlo y ya te daré una respuesta más adelante, ¿de acuerdo?
- Vale gordi. La verdad es que si no vinieras te echaría de menos- el tono de su voz se tornó suave y tenue. Estiró su mano hasta llegar a la cara de Silvia, introdujo suavemente los dedos entre su pelo y la atrajo hacia él. Se fundieron en un cálido beso al que le siguieron otros nacidos de una pasión inesperada de la mano de sensuales caricias y alocados gemidos que enmudecieron entre las sábanas.


Continuará ...

3 comentarios:

La drogadicta de Trafalgar Square. dijo...

¡Que vaya con él a Alemania que si no, se acaba la historia!

Ahora que ya no tengo clase y me aburro igualmente en el trabajo podré escribir más a menudo y además, seguir tu historia :]
Un beso Laura!

Elianne dijo...

uou *_* muy sensual jeje

Te sigo.

Violetcarsons.

marta dijo...

¡Qué tierno!
Me encanta la dulzura con la que describes la historia.
Un beso MUYGRANDE :)