5 de febrero de 2010


A Luisiano y Ana Rosa no les van los amores de pareja perfectos.

Ellos saben que lo suyo no será para toda la vida.
Ellos saben que jamás habrá un 'nosotros' para siempre.

Por eso no se llaman, ni se escriben.
Tan solo se encuentran, como por casualidad.



Y apenas sin mirarse, se conducen el uno al otro.
Para abrazar juntos el deseo carnal, hasta la próxima vez.

2 comentarios:

S dijo...

Pero, yo voy a la bibliotca pública de mi barrio. No tengo cafetería. Y en el colegio no me dejan estar en ella. Además, me gusta el ambiente bibliotecario.

Me gusta mucho ese texto, te lo vuelvo a decir, ya que en tuenti te han quitado la foto. Supongo que por el contenido "pornográfico". Bah, están locos.

ClauDia dijo...

¡¡¡ ME GUSTA MUCHISIMO LO QUE ESCRIBES !!! Me hago seguidora tuya, ¿vale? Un besazo enorme. sigue escribiendo, por favor :)