5 de enero de 2010

5/10/2010

Llevo un rato frente a la hoja en blanco y no me sale una sola palabra para comenzar.
Y es que te diría tantas cosas, que no sé por dónde empezar.
Nunca voy a poder olvidar todas esas cosas que has hecho por mí, día a día. Cada vez que he necesitado un hombro donde llorar, tú has estado ahí; cada vez que he necesitado hablar con alguien, tú has estado ahí; cada vez que me sentía insegura e indefensa, tú me has proporcionado apoyo y cariño, y has hecho posibles cosas que sin tu ayuda no hubiera sido capaz de hacer. Y eso siempre te lo agradeceré.



Me encanta mirar a los ojos y poder acariciarte; sin dejar de mirarnos, solo tú y yo, en nuestra intimidad. Amarte sin palabras, y notar que tú también me amas, solo con mirarnos. Nada más existe y nada más importa. Y me encantaría poder disfrutar de esto que tenemos durante mucho tiempo, durante toda la vida. Porque puede que no pueda comprarte todo aquello que desees, pero tengo este corazón para regalarte, deseando que tú lo aceptes.

Laura A.

7 comentarios:

galicia maravillas dijo...

feliz noche de reyes :)) qué bonito!! :))

Ela dijo...

seguro que acepta!! es una linda forma de exponerlo

Angus dijo...

Qué soledad la de la hoja en blanco, qué vértigo el negro sobre blanco.

galicia maravillas dijo...

Sí:) seguro que acepta, no es bonito, es precioso!! Un beso:)

Asturiela dijo...

lindo. asi es el amor. la amistad. el agrado reciproco pero aveces innecesario. hacer las cosas por el mero gusto sin la espera hacia el otro.
bello texto.

el mejor de los saludos y te sigo. me seguis tambien o que? jaja

konshonchloe dijo...

BUEN BLOGGG, EXCELENTES IMAGENES
UN SALUDO
KC

Second Wind photography dijo...

I like the picture you used here :D